miércoles, 7 de junio de 2017

Ilustración infusionada


Si no es usted mucho de fechas, recuerde que en Arousa hay propuestas novedosas para vivir el mes del amor de otra manera. Ahí está, por ejemplo, el «Ilustratón amoroso e pacífico», una propuesta que conjuga, en esta ocasión, arte a buen precio y té elegido para la ocasión... (Así anunciaba la Voz De Galicia nuestro invento de febrero).

Pues sí, tal como prometimos en diciembre, teníamos un par de sorpresas preparadas para el comienzo del año.

Una de ellas era hacer una edición Amorosa y Pacífica del Ilustratón dentro de la Tetereta durante el mes de febrero de 2017, y la segunda fue que diseñamos un taller de ilustración con té, o un té con ilustración, según cómo se mire.

Como casi todo lo del mundo, las cosas no son lo que parecen, y por ejemplo, lo que es rojo cuando seca es violeta. Eso descubrimos mientras preparábamos todo para el taller. 


Ellas hicieron trabajos sorprendentes (digo ellas, porque como casi siempre fueron niñas y mujeres las que participaron) usando las manos, los pinceles y los soplidos. 


Los trazos fueron delicados, los colores brillantes y las infusiones sabrosas y con agradables compañías.



Además de ilustrar en dos dimensiones, también jugamos con los volúmenes y las texturas de las bellas hojas de las infusiones que elegimos para trabajar.


Gracias por asistir a este cálido y pacífico taller.


viernes, 17 de marzo de 2017

Talleres en familia, contar historias por medio de la pintura y la ilustración

Todo empezó con la historia del "Guayabo triste" contada con el dispositivo que hicimos para el Ilustratón de hace dos años.

Fue un taller peculiar, porque fue un taller familiar, por primera vez una familia de cuatro integrantes nos pidió un taller de ilustración solo para ellxs. Escojimos como actividad hacer el dispositivo contador de historias, porque el producto resultante sería significativo y de bolsillo, ya que los talleristas debían de volver a tierras lejanas.

Primero había que pensar y bocetar la historia para después contarla con en el dispositivo, y a continuación trabajar sobre las páginas del libro y diseñar los personajes - títeres.

Colorearon, pintaron, recortaron y pegaron papeles en las páginas del libro - escenografía, en sus personajes y en las portadas...

Lo mejor de hacer el taller, fue que al final pudieron contar sus historias y hacernos-hacerse viajar con los dibujos y las palabras. 


Y de regreso al mundo real, una merienda siempre viene bien.

Así quedaron sus dispositivos para contar historias:


Ana


Jaap


LY


IS

¡Que siempre tengan muchas historias por contar!


jueves, 16 de febrero de 2017

Las dos Fridas



Diseñamos un taller que en principio iba a ser explícitamente feminista, pero al final caminó por más rutas. Lo llamamos "Las dos Fridas" con la intención de explorar la obra de Frida Kahlo, y conocer un poco sobre la artista mexicana que tanto admiramos.

Lo primero que hicimos fue con una caja de madera, emular el baúl que Diego pidió que se le guardara a Frida durante 50 años, el cual hace poco abrieron para mostrar al mundo todos sus secretos. Ahí encontraron vestidos, prótesis y cartas de Frida. Ahora las puedes ver en su Casa Museo. Nosotros, en nuestra pequeña caja de madera, guardamos papelitos donde escribimos características de Frida, como sus preferencias políticas o gustos personales. 

Cada unx de lxs asistentes al taller leyeron los papelitos y preguntaron cuando había dudas de lo que podían significar palabras como comunista, poliomielitis o atea...


Hablar de Frida permite tratar temas como la bisexualidad, el arte como disipador del dolor y el sufrimiento, o usar el cuerpo y la vestimenta como un acto político. Y por supuesto repasar dos de sus obras emblemáticas: Sus dos Fridas y el cuadro que compró el Museo del Louvre (el primero de un artista mexicanx) en la exposición que organizó Bretón en París.


El primer proyecto fue hacer un cadáver exquisito completando la mitad del cuadro de "Las dos Fridas", que previamente habíamos preparado para la ocasión.



Entre proyecto y proyecto, hubo tiempo para darle mimos a Cartulino, un conejo que vive libre en el taller y que descansa en una toalla bajo un taburete que él eligió. Todxs lxs asistentxs a este taller, y a cualquier otro, lo respetan y les encanta.



El segundo proyecto fue trabajar el autorretrato, y para eso teníamos espejos que podían ir de mano en mano para observarse y encontrar características propias significativas. Lo trabajamos sobre papel aluminio en formato pequeño y cuadrado, le pusimos un marco de cartón y un acetato encima para protegerlo, después con pinturas había que darle el toque tropical y colorido. No olvidemos que Frida era nuestra inspiración.




Teníamos una sorpresa para los bonitos autorretratos y era que les pusimos cuatro imanes en cada esquina para que los pudieran colocar en sus respectivas neveras, y así toda su familia y amigxs conocerían a Frida y sus autorretratos.


Nos hubiera gustado, pero no pudimos fotografiar todos los trabajos, pues resulta que el taller que diseñamos lo hicimos para una fiesta de cumpleaños de una amiga que ha venido a nuestros talleres de verano, y su mamá pensó que sería buena idea celebrarle su cumple con un taller de nosotrxs y todxs sus amigos.

Así que entre meriendas, tarta y demás, no pudimos fotografiar cada uno de los proyectos.








Así fue parte de la merienda de cumple, 


y la tarta


y hasta hubo guirnaldas.

Pero sobre todo, hubo sonrisas y reflexiones.

Gracias por venir a celebrar con nosotrxs!!!

viernes, 13 de enero de 2017

Qué hace un conejo en mi sombrero



Foto: Mónica Irago, para La Voz de Galicia -Arousa-


Nuevamente Marthazul y yo diseñamos y dimos un taller para Ilustratón. Fue nuestro segundo taller sobre los derechos de los animales (el primero fue sobre el circo sin animales), usando la ilustración como medio de comunicación. Quedamos muy contentxs con el resultado, pero sobre todo supimos que los conejos no deben estar en las chisteras de ningún mago. Gracias a las talleristas por asistir!!


La idea fue utilizar la geometría para dibujar a algunos animales que nosotrxs (lxs humanxs) explotamos en nuestro beneficio. Hicimos conejxs, caballos, leones, osxs, delfines, gallinas y algunxs más.




Después de hacer el dibujo de lxs animales en cuestión, los coloreamos al gusto.






Cada animal era una especie de postal. La misión era poner en el interior el sitio ideal para que el animal en cuestión viviera libre y feliz, sin ser explotado ni condicionado por nosotros.




Por último había que decorar la chistera que serviría de carpeta para guardar las ilustraciones, pero solo eso, porque las chisteras no pueden guardar conejos de verdad, y menos para que un mago se lucre de ellos y los esclavice.


Así quedaron las chisteras.